01

¿Cómo fue el primer telescopio?

planetas

Los telescopios son instrumentos fundamentales para la exploración del Universo. De esta manera, la construcción de mejores telescopios ha ido a la par con los descubrimientos más importantes en astronomía.

 

No es posible saber exactamente cuándo se inventó el primer telescopio. El primer telescopio del que se tiene registro fue construido en Holanda en 1609 por Thomas Harriot. Gracias a dicho telescopio fue posible dibujar un mapa de la Luna con sus características más notorias. Más tarde, Galileo Galilei construyó su propio telescopio, que tenía un aumento de 30 veces. Galileo logró descubrir las montañas y cráteres de la Luna, las fases de Venus, los satélites de Júpiter, las manchas solares e innumerables estrellas de la Vía Láctea. Con estas observaciones confirmó lo planteado por Copérnico poco antes: que los planetas giran alrededor de Sol, y no de la Tierra. Estos telescopios eran de un tipo llamado Refractor. Esto significa que la luz se concentra con una lente de cristal llamado Objetivo, para luego formar la imagen sobre otro lente que magnífica la imagen, llamado ocular.

Isaac Newton construyó otro telescopio en 1671 llamado Reflector. En este telescopio no hay un lente objetivo. La luz pasa por un tubo hacia abajo hasta un espejo curvo que concentra la luz, y que la refleja de vuelta por el tubo hasta un espejo plano más pequeño e inclinado. Al estar inclinado, la imagen se refleja hacia un lado del tubo donde se forma la imagen y se agranda también en un ocular. Este tipo de telescopios son aún bastante usados, especialmente por astrónomos aficionados. El primero de estos telescopios usaba un espejo de solo 2,5 cm, pero pronto se usaron espejos más grandes.

En 1845, se construyó en Irlanda un gran reflector con el que se descubrió la forma espiral de algunas galaxias. En 1824, se construyó en Alemania un telescopio refractor accionado mecánicamente sobre una montura ecuatorial, y en 1897, se construye uno de estos telescopios con un espejo-objetivo de 1 metro, que aún se utiliza. Este tamaño es difícil de superar porque el peso del espejo sujeto desde sus bordes hace que se deforme por su propio peso, y que no sirva en la observación. Actualmente, casi todos los telescopios son del tipo reflectores, y utilizan equipos  electrónicos y de fotografía para lograr la observación. No es común que los astrónomos profesionales miren a través de un ocular. Casi todos observan los cielos a través de las pantallas de un computador.

 

drinking coffee on zoloft
watch psych online free viagra falls