01

¿Cómo se forma una estrella y cómo muere?

planetas

Las estrellas pasan por un complejo proceso desde su nacimiento hasta su desaparición. Su origen sería de polvo y gases, y su tamaño inicial determina su destino.

 

¿Cómo se forma una estrella y cómo muere? Ciclo de vida de una estrella.

De acuerdo a las teorías más recientes, una estrella nace con la condensación de material ligero que se encuentra en una nebulosa. La condensación azarosa de este material tuvo como consecuencia la aparición de una masa no luminosa denominada “glóbulo”.

La gravedad de estas masas globulares provoca su contracción, lo que a su vez provoca el calentamiento de su centro. Cuando la temperatura ha aumentado lo suficiente, esta masa comienza a brillar, convirtiéndose en una protoestrella.

Lo que pasa luego depende principalmente de la masa inicial de la protoestrella. Si es menor a la décima parte de la masa del Sol, el centro de la estrella nunca alcanzará el calor suficiente para iniciar las reacciones nucleares propias de una estrella, y brillará débilmente por un largo período de tiempo antes de perder su energía. En cambio, si la masa va entre 0,1 y 1,4 veces la del Sol, la estrella se contrae, fluctuando de manera irregular, emitiendo fuertes vientos estelares y polvo. El Sol estuvo en este estado por alrededor de 30 millones de años.

Cuando la temperatura alcanza los 10 millones de grados Celsius, empiezan las reacciones nucleares, en las que los núcleos de hidrógeno se fusionan para transformarse en helio. Esta fusión puede durar unos 10.000 millones de años. Luego comienza a agotarse la reserva de hidrógeno, y la estrella cambia su estructura. La temperatura del centro se vuelve tan alta, que el helio comienza a “combustionar”, es decir, a fusionarse para producir carbono. Alrededor de este centro activo, el hidrógeno que aún queda en la superficie forma una capa exterior que sigue generando energía. La estrella se vuelve inestable, reventando la capa exterior, lo que genera su enfriamiento. La estrella se convierte así en una Gigante Roja.

El proceso de fusión nuclear no puede llegar más allá como para formar carbono, ya que la temperatura no aumenta lo suficiente. La capa exterior de la estrella se desprende, creando un fenómeno que se denomina Nébula Planetaria, y una vez que se ha disipado en el espacio, lo que queda es una enana blanca. Esta estructura es el centro original de la estrella. Ahora, los átomos se rompen y empaquetan muy apretadamente, casi sin dejar espacio entre ellos. Esto hace que la densidad de las enanas blancas sea altísima, alcanzando un tamaño que no supera al de Urano o Neptuno.