01

¿Quiénes y cómo ayudaron a la astronomía?

1A

A través de la historia diversos personajes contribuyeron al desarrollo de la astronomía gracias a sus observaciones y predicciones. Es difícil determinar cuál ha sido el más importante, ya que el aporte de cada uno ha sido fundamental en la comprensión del Universo.

 

¿Quiénes y cómo ayudaron a la astronomía? Yuri Beletsky
  • Tales de Mileto (624 - 546 a.C.). Filósofo griego que estableció la diferencia entre las estrellas y los planetas.
  • Eudoxus de Cnidos (408 - 355 a.C.). Fue uno de los grandes matemáticos griegos de su época, famoso por su teoría sobre el movimiento planetario. Todos sus escritos se perdieron, pero su trabajo se conoce gracias a las referencias que hicieron de él escritores como Hiparco y Aristóteles.
  • Platón (428 – 347 a.C.). Filósofo griego que fundó la Academia en Atenas, el principal centro de enseñanza del mundo durante más de 900 años. Su contribución a la ciencia fue establecer que los fenómenos naturales, como el movimiento aparente de los planetas, pueden ser analizados matemáticamente haciendo uso de la geometría.
  • Aristóteles (384 - 322 a.C.). Fue uno de los principales filósofos griegos. Desarrolló un estilo de filosofía que se aplica a todos los aspectos del mundo material. Según Aristóteles, la Tierra era el centro del Universo y las estrellas, y el Sol, la Luna y los planetas giraban alrededor de ella. Proporcionó la primera prueba experimental de que la Tierra era como un globo.
  • Aristarco de Samos (310 - 230 a.C.). Astrónomo griego que propuso la idea de que la Tierra y los demás planetas orbitan alrededor del Sol. Esta idea fue rechazada y no fue vuelta a considerar hasta el siglo XVI por Copérnico. Intentó medir la distancia de la Tierra al Sol y la Luna y aunque sus resultados fueron imprecisos, el procedimiento que usó era correcto. También concluyó que las estrellas se encontraban infinitamente lejos, ya que nunca pudo detectar cambios en su posición.
  • Eratóstenes (276 – 194 a.C.). Matemático, geógrafo y astrónomo griego que midió el tamaño de la Tierra con gran precisión.
  • Hiparco de Nicea (170 -120 a.C.). Geómetra, geógrafo y astrónomo griego que trabajó en Rhodas, onde construyó un observatorio, y en Alejandría. Ninguno de sus trabajos perduró, pero gracias a Ptolomeo se tiene conocimiento de ellos. Después de ver una nova en el 134 a.C., elaboró un catálogo sobre la posición de alrededor de 850 estrellas, clasificadas según su luminosidad. Comparando sus valores con un catálogo realizado 150 años antes, descubrió la precesión de los equinoccios. También logró establecer las bases del sistema de magnitud usado hasta el día de hoy para describir el brillo de los objetos astronómicos.
  • Claudio Ptolomeo (100 -170 d.C.). Astrónomo egipcio que trabajó en la ciudad de Alejandría entre el 127 -151 d.C. Su libro El Almagesto fue el trabajo de mayor influencia en la astronomía durante 1.300 años, hasta que la idea de que la Tierra era el centro del sistema solar fue desplazada por Copérnico. El Almagesto incluía un catálogo de estrellas y las reglas para calcular las posiciones futuras de los planetas.
  • Abd Al-Rahman Al Sufi (903- 986 d.C.). Trabajó en Persia y Bagdad. Fue el primero en revisar El Almagesto de Ptolomeo y relacionar el nombre de las estrellas y las constelaciones griegas con sus respectivos nombres árabes. Su libro Acerca de las Constelaciones de las Estrellas Fijas se publicó en el año 964 y en él se incluían esquemas de cada constelación. También fue el primero en registrar la observación de la Galaxia Andrómeda, a la que describió como “una nube pequeña”.
  • Nicolás Copérnico (1473 -1543). Nació en la ciudad polaca de Torun. Su libro Acerca de las Revoluciones de las Esferas Celestiales, comúnmente conocido como De Revolutionibus, es una de las obras más influyentes de todos los tiempos. En él, Copérnico establece la teoría de que la Tierra, junto con los demás planetas, se encuentra en órbita alrededor del Sol. Esta fue una idea completamente revolucionaria, ya que en su época la creencia era que la Tierra se encontraba inmóvil en el centro del Universo y que el Sol, la Luna y los planetas giraban alrededor de ella. El trabajo de Copérnico marcó el inicio del cambio total sobre el concepto que se tenía del Universo.
  • Tycho Brahe (1546 -1601). Nació en el seno de una familia danesa y comenzó a estudiar astronomía después de presenciar un eclipse parcial de Sol en 1560. Fue quien realizó las observaciones más precisas acerca de la posición de las estrellas y los planetas antes de la invención del telescopio. En Praga, Johannes Kepler se convirtió en su asistente y heredó sus observaciones, las que utilizó para formular sus leyes de movimiento planetario. Brahe nunca estuvo convencido de que el Sol fuera el centro del sistema planetario. Propuso que el Sol y la Luna giraban alrededor de la Tierra, mientras que los otros planetas orbitaban alrededor del Sol.
  • Johannes Kepler (1571 -1630). Nació en Würtemburg, Alemania, y fue uno de los científicos más importantes de su época. Es recordado por sus leyes del movimiento planetario, estaba convencido de la existencia de una armonía matemática que regulaba al Universo. En el año 1600 fue invitado por Tycho Brahe a realizar estudios del planeta Marte. Gracias a los datos precisos proporcionados por Brahe, Kepler fue el primero en explicar de manera correcta los movimientos planetarios. En el campo de la óptica fue el primero en explicar la formación de imágenes y los principios por los que funciona un telescopio. También fue el primero en explicar cómo la Luna provoca las mareas. Inventó la palabra “satélite” para describir a un cuerpo pequeño que órbita alrededor de uno de mucho mayor tamaño.
  • Galileo Galilei (1564 -1642). Físico y astrónomo italiano. A partir de 1581 estudió medicina en la Universidad de Pisa, pero sus intereses cambiaron desde la medicina a la matemática, por lo que abandonó la universidad en 1585. En 1610 construyó un telescopio de refracción simple y se convirtió en la primera persona en usar un instrumento de este tipo para realizar observaciones astronómicas. En enero de 1610 descubrió las lunas galileanas de Júpiter. En las altas esferas de la Iglesia Católica se aceptaban las ideas de Aristóteles como una cuestión de fe, por lo que en 1616 el papa Paulo V convocó a Galileo a Roma para informarle que debía detener su discurso público de apoyo a las ideas copernicanas. Fue forzado a retractarse de estas “herejías” y obligado a vivir en aislamiento por el resto de sus días. En 1992 el papa Juan Pablo II expresó su arrepentimiento por el trato injusto dado a Galileo.