01

¿Cuál es la diferencia entre asteroides y meteoritos?

planetas

Los asteroides son cuerpos menores del Sistema Solar. La mayoría son pequeños y de formas irregulares. Casi todos se encuentran en la región entre Marte y Júpiter, conocida como Cinturón Principal. Se han descubierto más de 7.000 asteroides y cada año se descubren cientos más.

Un asteroide es un pequeño cuerpo rocoso compuesto de roca, metal o una mezcla de ambos que gira alrededor del Sol.

Los asteroides constituyen un conjunto numeroso y heterogéneo de pequeños astros de forma irregular, también denominados planetas menores, que describen órbitas alrededor del Sol, la mayoría de las cuales quedan comprendidas entre las órbitas de Marte y Júpiter, en el denominado Cinturón Principal.

Los asteroides tienen un rango de tamaño que va desde los más grandes, como el asteroide Ceres con casi 1000 km de diámetro, hasta los más pequeños que no alcanzan los 100 metros de diámetro. Los cuerpos aún más pequeños suelen llamarse meteoroides. Se han identificado muchos miles de asteroides en el Sistema Solar, pero quedan muchos miles aún sin clasificar. Los asteroides más cercanos han podido incluso ser detectados desde la Tierra con radares.

asteorideAsteroide 4179 Toutatis.
Las imágenes se construyeron usando la información de radar proporcionada por los radiotelescopios Goldstone y Arecibo de la NASA.

La mayoría de los asteroides orbitan en el denominado cinturón de asteroides, que se encuentra entre Marte y Júpiter, aunque algunos de ellos siguen órbitas que los llevan más cerca del Sol. Los asteroides se clasifican de acuerdo a cómo reflejan la luz solar. El 75% de los asteroides son muy oscuros, y están compuestos por carbono, denominados de tipo C; el 15% son grisáceos, pétreos de tipo S, y el 10% restante son los metálicos, del tipo M. Los más oscuros reflejan apenas de un 3 a un 4 % de la luz, mientras que los más brillantes reflejan hasta un 40%.

Los asteroides suelen tener formas muy irregulares, y a veces giran muy rápidamente, cambiando su luminosidad. La sonda espacial Galileo se cruzó con dos asteroides que pudo fotografiar, mostrando sus superficies rocosas marcadas por varios cráteres. Uno de ellos tenía incluso un pequeño satélite natural orbitando alrededor de él. Desde entonces, varios otros asteroides han sido observados por naves terrestres.

Se cree que los asteroides son parte del material remanente de la formación del Sistema Solar. Debido a permanentes colisiones entre ellos, se van desintegrando gradualmente. De hecho, los meteoritos que caen en la Tierra son los pequeños pedazos que se desprenden del asteroide.