¿Influye la atmósfera en la observación astronómica?

2dg and metformin

2C

Una buena observación astronómica requiere de condiciones atmosféricas excepcionales. Aire seco, noches oscuras y la ausencia de nubes son las condiciones ideales para llevarla a cabo.

 

 

Actualmente es posible estudiar los astros desde fuera de la atmósfera a través de satélites y naves espaciales. Sin embargo, la gran mayoría de las observaciones astronómicas se realizan desde la superficie de la Tierra. La atmósfera que nos cubre afecta las observaciones de los astros de varias maneras. El aire nunca es muy estable, ya que hay capas con diferente temperatura y densidad, lo que provoca turbulencias que afectan la observación. Cuando la luz de una estrella pasa por aire inestable, esta se dispersa en distintas direcciones. Así, la cantidad de luz que finalmente llega al telescopio o al ojo humano varía constantemente. Por eso se dice que las estrellas “titilan”. cialis 5 mg daily for sale

Una parte de las ondas electromagnéticas son absorbidas por la atmósfera y no alcanzan la superficie. Pero hay intervalos de longitudes de onda que pasan sin problema, es decir, que la atmósfera es transparente para estas, y pueden ser vistas desde la superficie de la Tierra. Este intervalo de ondas bien visibles va entre los 300 y los 800 [nm] y corresponde justamente a las ondas que son visibles por el ojo humano (luz visible), que van entre los 400 y 700 [nm].

Los astrónomos suelen observar objetos bastante difusos. Esto hace que sea muy importante que el cielo de fondo a la observación sea lo más oscuro posible y la atmósfera más transparente. Por esta razón, los grandes observatorios astronómicos se han construido en lo alto de montañas y alejados de las ciudades. El aire que está sobre un observatorio debe ser muy seco, con muy pocas noches nubladas y con buena visibilidad. Para esto se han buscado lugares de la Tierra que tengan las condiciones óptimas. Durante la década de los 70s, se construyeron observatorios de gran tamaño en estos lugares excepcionales. Algunos de los mejores son: las montañas del norte de Chile; un volcán extinguido en la isla de Hawái llamado Mauna Kea, que está a más de 4000 metros sobre el nivel del mar; el desierto de Sonora en EE.UU., cerca de la frontera con México; y las montañas de la isla La Palma de las Canarias.

Los observatorios más antiguos están muy afectados por la contaminación lumínica de las ciudades cercanas. La radio-astronomía, que utiliza enormes antenas en vez de telescopios que captan luz, estudia emisiones de frecuencia mucho más baja que las ondas de luz visible. Estas ondas no se ven tan afectadas por la luz circundante, lo que pone menos restricciones de donde ubicarlos. Sin embargo, se pueden ver afectados por las emisiones de radios o televisión locales. metformin drug information sheet

accutane scarred pores
prezzo cialis in farmacia 2013