01

¿Cómo comenzó el Universo?

planetas

Hasta comienzos del siglo XX se sostenía que el Universo era un sistema estático. Cuando se demuestra que se encuentra en expansión, surge la idea acerca de su origen. De las teorías propuestas para explicar dicho origen, la más aceptada actualmente es la teoría del Big Bang.

 

¿Cómo comenzó el Universo? Representación de los eventos ocurridos durante la formación del Universo.

Todas las culturas tienen su propia explicación acerca del origen del Universo. Cuando queremos explicar este origen con argumentos científicos, surgen varias preguntas difíciles de responder. Por ejemplo, si el origen del Universo ocurrió en un solo momento, o si siempre ha existido. La primera respuesta es la relativa a la teoría del Big Bang, que propone que un evento único inicial dio lugar a todo Universo que conocemos. Esta explicación sostiene que el Universo comenzó en un estado infinitamente compacto y que ha estado expandiéndose continuamente a partir de entonces. Según las estimaciones actuales, el Big Bang ocurrió hace alrededor de 13.700 millones de años.

Sin embargo, esta teoría ha sido desafiada por la teoría de estado estacionario, o de creación continua, que sostiene que el Universo no tiene ni comienzo ni fin y que existe un tiempo infinito hacia el pasado y hacia el futuro. Se sabe que las estrellas y galaxias tienen ciclos de vida con un comienzo y un final, pero mientras las antiguas galaxias mueren o escapan del Universo observable, nuevas galaxias las reemplazan creándose a partir de materia que espontáneamente forma átomos de hidrógeno, que son los más simples.

Sin embargo, debido a la detección de radiaciones cósmicas de fondo que vienen de todas partes del Universo, que corresponderían a remanentes del Big Bang, esta teoría es la que ha vuelto a ser la más aceptada. Así, el espacio, el tiempo y la materia surgieron de manera simultánea, y no podemos especular qué ocurría antes, simplemente porque no había un antes. Aun así, los astrofísicos trabajan con instantes infinitamente cercanos al momento en que ocurrió el Big Bang, del orden de 1043 partes de un segundo después de ocurrido el Big Bang (esto es, ¡un decimal con 42 ceros!). En ese instante, la temperatura era extraordinariamente alta, y ningún átomo podría existir. Le sigue un periodo de expansión rápida, donde actúan diferentes fuerzas, que se empiezan a diferenciar. Desde ese momento, la expansión se vuelve más lenta y el Universo se llena de radiaciones y de partículas elementales como los quarks y antiquarks.

Transcurrido una diezmilésima de segundo, y con una caída de la temperatura se comienzan a formar los protones y neutrones, que al combinarse formaron los núcleos de los elementos más simples, como hidrógeno y helio, en una proporción de 10 a 1, que es la proporción actual del Universo, siendo otro argumento a favor de la teoría del Big Bang.